Facebook Twitter Google +1     Admin

Arboles muertos y mucha tinta

Literatura basura, comics extraños, fotonovelas deformes... La cultura popular que pocos miran, regurgitada aquí

Los Mentales

20130506230840-los-mentales.jpg

Autor: “P.G.M. Calin” (seudónimo de José García Martínez-Calín)

Colección: Infinitum nº 10

Edita: Ferma, Barcelona, 1965

 

Digamos que tenemos a diez seres de capacidades casi omnipotentes llamados los Mentales, del os cuales, inexplicablemente, ocho mueren al inicio de la historia. Y los otros dos están intrigados con lo que les ha pasado. Y mientras miran el desarrollo de un universo completo, encontrando que hay especies inteligentes que quieren aniquilarlos, otras que solo saben de conquistar y una –la terrestre- que tiene la posibilidad de trascender a sí misma.

Desde ya, este es un relato de ciencia ficción cósmica, donde los milenios pasan con más facilidad que los cigarrillos de marihuana en un concierto reggae. Los protagonistas son de dimensiones tan poderosas y con tiempos tan largos que básicamente podemos decir que son Dios (aunque no lo son, como nos enteramos al final sino que… nah, no lo voy a arruinar). Desde sa perspectiva, el resultado es un poco como esas historias de Olaf Stapledon, que cubren eones de historia de la galaxia con descripciones áridas y menos emotivas que el informe contable anual de una empresa.

Por suerte, cuando el escritor baja a la esfera de los seres mortales, la cosa se pone mas entretenida. Los esfuerzos de una red de civilizaciones para aniquilar a su Mental es una pequeña epopeya (trágica) dentro del libro que se sostiene con interacciones muy bien llevadas y no exentas de humor por momentos.

Esta es una de las novelas de ciencia ficción de autores españoles que aparecían dentro de las editoriales españolas en esos años, en colecciones con un poco más de calidad que los típicos bolsilibros del período (para que quede claro, me remito a éste artículo). Bajo el seudónimo se halla Jose García Martínez-Cailin, un tipo más conocido por su trabajo humorístico dentro de revistas como La Codorniz, Can Can y que , en los setentas, dirigiría El Cocodrilo Leopoldo. Su faceta literaria apunta a mucha literatura de género, como la serie humorística/policial Gay Flower, con un detective homosexual que resuelve casos bastante absurdos. NO se prodigó mucho en la ciencia ficción, por lo que sé.

Sin ser un clásico del género (ni siquiera dentro de la ciencia ficción hispánica), esta es una novela que puede llegar a entretener a los aficionados al género, especialmente si les gusta esos relatos cósmicos donde cada capítulo implica el paso de milenios. No es lo que a mí me interesa en general en el género, eso sí…

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.







Temas

Archivos

Enlaces

 

 
Los Mentales | Arboles muertos y mucha tinta

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris